17 de octubre de 2016

Mi Toshiba Satellite 4060XCDT

Siempre he estado antojado de un buen portátil que me permita montar un sistema basado en Windows 98 de una manera cómoda y accesible. Un sistema en el que poder trastear con Visual Basic, Delphi, un poco de Internet y, por supuesto, mis juegos favoritos.



Gracias al fabuloso mundo de Wallapop, adquirí esta belleza de cacharro: Un Toshiba Satellite 4060XCDT con las siguientes características:
  • Procesador Pentium II - 333 MHz

  • 64 MB de RAM, ampliable a 192 MB.

  • 4 GB de disco duro

  • Pantalla TFT de 14 pulgadas, admitiendo resolución de hasta 1024x768 con 16 bits de color.

  • Tarjeta gráfica Trident Cyber 9525DVD con 2,5 MB de RAM.

  • Tarjeta de sonido integrada.

  • Puerto LPT, COM, PS2 y USB.

Lo primero que hice fue pedir un módulo de 128 MB de SDRAM y ¡OJO! un SSD. Sí, como suena, un SSD PATA de 16 GB de la marca Kingspec (cortesía de AliExpress), una capacidad más que suficiente para sacarle todo el partido posible al maquinón. Además, Windows 98 arranca rapidísimo por lo que mejor que mejor.

Hace no mucho le asigné un uso casi definitivo: para programar EPROMs con el programador Willem que compré no hace mucho.

¡Tecnología viejuna al servicio del cacharreo más extremo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario